Semana trás semana ésta mujer llega a la verdulería de su barrio y compra un pepino grande y fresco. Elegirlo le lleva más de cinco minutos y nadie en el establecimiento entiende para que. Hoy les traemos la verdad.

  • 0
  • 6 meses

Dios bendiga  los pepinos

Semana trás semana ésta mujer llega a la verdulería de su barrio y compra un pepino grande y fresco. Elegirlo le lleva más de cinco minutos y nadie en el establecimiento entiende para que. Hoy les traemos la verdad.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *