Requeridas por la justicia las dos ya que son ladronas sexuales, huyen del país. Pero en la aduana dos agentes de migración las reconocen y deberán pagar con sus chochos y culos antes de emprender vuelo.

  • 0
  • 7 meses

La seguridad del aeropuerto las pilla

Requeridas por la justicia las dos ya que son ladronas sexuales, huyen del país. Pero en la aduana dos agentes de migración las reconocen y deberán pagar con sus chochos y culos antes de emprender vuelo.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *