A Daniela le encanta el agua, por eso aceptó gentilmente la invitación de un vecino a pasar la tarde en su piscina. Lo que creyó sería pasar un rato tranquilo y relajada terminó siendo muy movido. Nada es gratis.

  • 0
  • 1 año

Nada es gratis para Daniela

A Daniela le encanta el agua, por eso aceptó gentilmente la invitación de un vecino a pasar la tarde en su piscina. Lo que creyó sería pasar un rato tranquilo y relajada terminó siendo muy movido. Nada es gratis.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *